Ritual para Cerrar el Año

Cada visita compartida, cada sesión recordamos este tipo de Ritual, que en algunos casos no solo coincide con el Cierre del Año, podés aplicarlo al cierre de un ciclo de tu vida, al cierre de un mes, una semana antes de cumplir años o simplemente para cerrar un duelo emocional, mental o de relación.

findeaño

 

Realizar un ritual de fin de ciclo o año puede ayudarte a dejar atrás lo que ya no necesitas del pasado y entrar de forma más optimista y liviana en una nueva etapa, plena de posibilidades. Este ritual también puede resultar útil para focalizar nuestras metas, siempre y cuando estas sean realistas, deseadas y dependan, al menos en parte, de nuestra voluntad y esfuerzo.  No hay magia aquí, proyectamos metas realizables y luego haremos lo necesario para que así se concrete.

El comienzo de una nueva etapa, la renovación del ciclo aunque solo sea por calendario, siempre es una buena oportunidad para proponernos cambios.

Como lograr estos cambios?

Si necesitas bajar de peso o dejar de fumar, no basta con escribirlo en un papel y quemarlo y ya está!!!  Sino que además de intencionar tu pedido, luego deberás hacer los pasos necesarios para poder lograr esta meta y cambiar tus hábitos para que tu meta se vea cumplida.

findeaño2

Los cambios no se producen por arte de magia, se producen cuando trabajamos para conseguirlos. Aprender a focalizarnos, de manera inteligente, es un gran aprendizaje de aceptación y de poder discriminar qué está en nuestras manos y es realizable y qué es una fantasía.   Por ejemplo, no podemos obligar a alguien a amarnos o a querernos, no podemos hacer que nos toqué la lotería, no podemos evitar perder a un ser querido….

Los rituales simbólicos pueden ayudar a nuestra parte menos consciente también nos ayude con el cambio, dejando cargas atrás y echándonos una mano a la hora de definir nuevos objetivos. Es mejor que estos nuevos objetivos sean realistas, para eso es necesario un ejercicio de realismo; donde la ilusión nos ayude, pero no nos ciegue o nos conduzca al precipicio de la frustración constante.

Aquí te comparto sencillos rituales para que puedas practicarlo en tu intimidad, con amigos o en familia:

Ahora que está a punto de finalizar el año, hay un ritual muy sencillo que nos puede ayudar a aclarar nuestras ideas sobre los cambios reales que deseamos. Se trata de tomar un papel en blanco y dividirlo en dos partes iguales, marcando la división con una línea. En la parte superior izquierda pondremos el año que se acaba (en este caso el 2018) y en la parte superior derecha el año que llega (en este caso 2019).

 

 

Bajo la Columna del año 2018 pondremos una lista de aquello que queremos dejar atrás o lo que te quedó pendiente. Es decir, de esos elementos (personas, objetos, hábitos, sentimientos…) que no queremos que nos sigan acompañando en la nueva etapa que llega. Y bajo el año 2019, pondremos una lista de elementos que queremos conseguir en el año que llega, donde pueden entrar todas nuestras aspiraciones (ejemplos: perder peso, ganar más dinero, mejorar la relación con mi familia, viajar a otro país, vivir con menos preocupaciones, empezar una carrera o un nuevo empleo, empezar una terapia…).

Cada uno tendrá su lista personal con sus propios deseosUna vez escritas ambas listas, toca compaginarlas, identificando si existe un equilibrio. Por ejemplo, tenemos que preguntarnos, ¿realmente contamos con el tiempo material suficiente para hacer todo lo que queremos hacer? ¿Estas metas son realizables o es una fantasía?

Lista de Deseos depurada

Pero lo más importante es que esa lista es solo para nosotros. No nos vamos a pasar todo el año obsesionados con ella, ya que una vez escrita y leída, la destruiremos. Ya sea quemándola o rompiéndola en pequeños trozos y dejándola fluir a través del agua. De esta forma, entendemos que todo fluye, que todo cambia. Otra opción es romper la lista del año que dejamos atrás y conservar la lista de propósitos o deseos para el año que comienza en un sobre bonito, y promediando el año revisarla, para ver cómo has avanzado y por que no, reprogramarla.

Fuego_Sagrado

Si existe la posibilidad, es mejor realizar el ritual en las últimas horas del año. Aunque si no hay esta posibilidad, o se prefiere hacer el ritual en la intimidad, puede hacerse durante los últimos días del año. Eso sí, es importante realizar el ritual antes de entrar en la nueva etapa.

El punto más importante es realizar la lista con la máxima sinceridad posible y con metas alcanzables. Deseos que no estén determinados por lo que quieren o aconsejan otras personas, deseos propios y verdaderos que aludan cambios posibles, con un precio y un riesgo que podamos asumir.

“Cambia por tí, no por los demás”

 

Deseo que tengas Claridad para proyectarte y la Voluntad para cumplir todo lo que te propongas.

findeaño4

Agradece y eleva a tu SER SUPERIOR tu lista y CONFIA

 

En Amor y Servicio,

Viviana Rodriguez

Servicios:

Carta Numerologica Color

Terapia Inteligencia Espiritual

Cursos / Formación

Facebook Web

Instagram

 

 

 

Anuncios